Inicio Nuestra Propuesta Artistica Articulos en Psicoanalisis Actividades Galeria Contacto

Cine
Plastica
Literatura
Teatro
Danza



facebook
CINE

Notas 11 - 20 de 39

TITULO de la OBRA:Aquel martes después de navidad
FECHA: 13 de octubre 2011
LUGAR: Rumania
ACTORES:

Dragos Bucur • Maria Popistasu • Victor Rebengiuc • Mimi Branescu • Mirela Oprisor •


DIRECCION: Radu Muntean

COMENTARIO:

“Aquel martes después de Navidad” o “Hasta que la muerte los separe”

por Gustavo Cappelli

Paul hace una elección a partir de las palabras de su amante, concretando su decisión (como el título lo anuncia) aquel martes después de navidad.


Un sujeto decidido

Ya veremos porque los acontecimiento se precipitan hacia ese martes justo después de navidad pero por ahora me voy a detener a resaltar que este hombre no es de los que consulta a un psicoanalista, al menos en ese momento, por que para que eso suceda el hombre en cuestión debe estar sujeto a un conflicto que se pueda expresar como una duda, y si el conflicto se expresa en el cuerpo, el síntoma puede ser: no lograr una erección o lo que hoy se describe bajo el nombre de lo que la psicología y psiquiatría llama ataque de pánico.

Es que los sujetos que consultan a un psicoanalista casi siempre se sienten presionados por tener que tomar una decisión, decidir es la cuestión.

 

Evaluar los riesgos

Hay hombres que evalúan, hacen cuentas, y hasta hablan de sus placeres como proyectos. En el film “Mi Novia Polly” tenemos un ejemplo de este tipo de calculadores en el personaje que protagoniza Ben Stiller como empleado de una aseguradora, que realiza análisis de riesgo de vida para seguros, coloca  de igual manera, en un programa de su computadora la evaluación de  riesgos y conveniencias  a fin de elegir entre  su ex esposa o la actual pareja, pero en este film las cosas son bien distintas.

 

La puesta en acto de los sujetos que se prestan al diván generalmente se ve dilatada por estar detenidos en la duda u otros malestares.

 

El intercambio de mujeres

Los acontecimientos en la vida, pueden ir desde las vacaciones, casarse, ponerse de novio, o como en este caso cambiar de mujer. Porque en este film la mujer en tanto intercambio queda entonces en el lugar de objeto, y como consecuencia en el acto de infidelidad se produce la caída de la mujer, la caída como objeto.

Y aquí estamos nuevamente sobre cuestiones de ideales, como sucede sobre la idea del matrimonio y como dice Lacan: el matrimonio nos muestra en tanto orden simbólico un cierto espejismo que “pareciera” asegurar algo del deseo y no hasta un martes después de navidad sino hasta que la muerte los separe.

 

Paul conoce a Rocula una mujer de 27 años y mantiene un romance durante varios meses, la pantalla nos muestra escenas donde Paul comparte con su esposa de treinta y pico, también la vida familiar junto a su hija.

 

Las interpretaciones

Al comentar con amigos el film uno de ellos aseveraba que el protagonista era un “hombre honesto” y que se notaba que no quería engañarla, por eso le contó la verdad a su esposa y dijo contundentemente: “preferible la verdad dolorosa y no el adormecimiento del engaño”, con lo que le faltó decir amén. Hacer girar las cosas alrededor del engaño es una posible interpretación, pero lo que vamos a comprobar con este film es que las interpretaciones en forma de comentarios que escuché podría decirse que son posibles en tanto son interpretaciones montadas en los fantasmas de los interpretes, ya en este primer caso tenemos la versión del engaño versus la honestidad.  Los fantasmas comandan las interpretaciones sino contamos con la guía de un análisis, sino contamos con el síntoma como elemento ordenador para llevar adelante el trabajo de desciframiento.

 

Otro punto de vista se centró en las causas que llevó a este hombre a buscar una amante, y en el otro extremo los que afirmaban que el director del film encaró este conflicto sin prejuicios, sin enjuiciar a ninguna de las partes implicadas en el triangulo, como si fuese posible tal empresa.


El Martín Fierro del amor dice que: “Si la pareja se pelea se la devoran los de afuera”.

El argumento más votado en la mesa de diálogo fue el que sostenía que el hombre engañaba a su esposa por que no había pasión en el matrimonio, que “lo que falta adentro se busca afuera”, que le faltaba ritmo erótico. Pero tampoco parece (es solo mi parecer) que los amantes en cuestión fueran tan fogosos y con tanto ritmo caribeño, sí queda claro que logran cierta intimidad. La cuestión es que a ese argumento se lo puede hacer tambalear con la afirmación de que puede haber casos de matrimonios que  mantienen cierto encanto de mieleros, pero al hombre se le cruzó en el camino del matrimonio una rubia debilidad.

 

Un significante que absorbe todo el goce

La dentista te hace abrir la boca

Y justamente alzaron la voz los más fetichistas que aseguraban que la amante era mucho más bella y joven por lo tanto difícil de resistir. Por lo que me sujeté a ese significante “irresistible” para argumentar que precisamente de lo que se trata es en saber lo que resulta irresistible para el sujeto, pués la amante no era muchísimo más joven que la esposa y además la belleza de la rubia no llegaba a afear la imagen de la morocha esposa. A lo que me retrucaron con mi propia medicina diciendo: “la belleza es subjetiva”. A lo que retruque arrojando que quizás se trate del significante “Rubia” o “Dentista” que le hace abrir la boca.

 

La clásica: por un lado la erótica y por el otro la ternura

Algunas de las mujeres divorciadas y los caballeros más burilados por el amor sentados en la mesa del café levantaron la voz bajo la premisa que de el matrimonio es aburrido y que en este caso la relación con la amante estaba plagada de momentos solo de satisfacción construyendo un sub-mundo de ternura y erótica que con la esposa y su hija no, solo eran una “familia”, que en  las escenas de compras de navidad se notaba que era solo un protocolo aburrido.

Al quedarme callado los defensores de la pasión fuera del matrimonio siguieron argumentando que esa pareja estaba tomada por la rutina y la costumbre, que solo eran “padres” intentando construir lindos recuerdos para su hija. 

 

El sindicato de amantes

Nuevamente ya que hablamos de parecer, a mi no me pareció una amante tan apasionada, en la vida de la chica ese romance con Paul parecía algo bien del momento. Proseguí mi argumentación refiriendo que Rocula se ganaba el título de amante, ya que mantenía su lugar en secreto, porque las amantes no reclaman el lugar de la primera dama, si esto sucede no desempeña su función correctamente, la amante no debe cruzar para el otro lado, el de familia.

Lo cuál no impide que haya un poco de celos y que si la amante se entera que la esposa tiene auto nuevo ella lo quiere igual pero Sport o Convertible. Y le reclama a su esposo que se siente engañada, que se lo hace sentir él por no tener la  atención que se merece. Pero que en este caso Rocula no responde al rol de la engañada, o ansiosa por la rápida separación de su amante. Paul y ella pueden hablar de su esposa e hija, sin mayor incomodidad.

  

Las amantes al diván 

Si una mujer es amante y quiere dejar de serlo para ocupar el lugar de la esposa entonces es posible que concurra al psicoanalista o a una vidente- hechicera para que le hagan un trabajo de separación del matrimonio de su amante.

Son las mujeres que saben todo acerca de la esposa por haber hallado a su amante en el círculo intimo de la pareja, allí estamos hablando de la histeria, por ser endogámica, la elección se hace próxima a las mujeres de la esposa.

En la película ella no parece tener inconveniente en conocer a la esposa por ser la odontóloga de la hija.

 

Todo bajo control

Si el hombre hace la consulta es porque al salir con su compañera de oficina aquella noche de fiesta de fin de año dijo: “yo lo controlo, me acuesto dos o tres veces y la dejo”, pero al cabo de dos meses solicitó una sesión porque no podía dejar de ver a su compañera fuera del horario de oficina. Al preguntarle que supone que lo hizo permanecer con ella más de lo pre-visto respondió: “sus gemidos y palabras en el momento del sexo me hacen sentir un gran, gran hombre”.

 

Pero volviendo al film, Paul asiste a su vida con calma, no expresa muchas inquietudes pero cuando Rocula le cuenta que se va a pasar la navidad a casa de su madre que vive en otra ciudad, Paul se acelera, se enoja, entonces Rocula le pide que deje de fumar y ante ese sutil gesto de cuidado  Paul cae sin “resistencia” a los brazos de su amada.

  

Colocar el mause al lado de la W para el Trailer    

www.youtube.com



TITULO de la OBRA:MArley y Yo
FECHA: 2012
LUGAR: Bs. As.
ACTORES:

Jennifer Aniston, Owen Wilson, Eric Dane, Kathleen Turner, Alan Arkin, Haley Bennet


DIRECCION:

COMENTARIO:

"Marley y Yo".. en el diván

por G Cappelli

El film trata del arribo de un perro a la casa de una pareja que viven juntos. En un principio el interés en tener un perro gira en torno a dilatar o distraer el anhelo de la joven de tener hijos, tal como se lo había sugerido un amigo, porque es de destacar que el dueño de este perro recibe muchos consejos, necesita señalamientos que le indiquen por ejemplo, el camino a seguir con una mujer, sugerencias provenientes ya sea de un amigo o de su jefe.

El pequeño labrador va creciendo junto a la joven pareja acompañando en la formación de una familia, en los sucesivos cambios que deciden enfrentar como; mudarse, la llegada de los hijos, su crianza, momentos de crisis y diferentes eventos por los que pasa una familia y sus contingencias.

El perro se convierte en la medida que permite a este hombre tener una idea de como transcurre el tiempo y se deciden los rumbos en la vida. Pero lo que voy a destacar es como el perro con su comportamiento le da a este sujeto de que hablar, es más, le da que escribir.

Se trata de un hombre que es periodista en un diario y se convierte en un columnista que narra las aventuras de su canino. Mi interés recae sobre este aspecto, en como el canino se convierte en objeto de narración para este hombre.

¿De que hablar en el consultorio del psicoanalista?

Por eso si un psicoanalista le dice a su paciente que no hable de su perro y que hable de él, puede ser una indicación errada, salvo que sea una estrategia en un determinado momento del tratamiento. Es que cuando alguien habla, incluso de su perro, esta diciendo algo de sí.

Las decisiones no eran el fuerte del dueño de este perro y esta mascota se comporta como un perro decidido a rechazar ser domado, no quiere amos que lo manden. En definitiva el perro da que hablar, todos los objetos de la vida que uno estima lo hacen hablar al sujeto, sobre todo si es un objeto amado. Ya sea amado porque posee o hace algo que a uno le falta y le gustaría tener, como el carácter decidido de Marley, o amado porque es igual a uno, como se dice a veces; “se parece mucho a su dueño”.

El encuentro con el psicoanalista

El encuentro con un psicoanalista puede convertirse en el lugar para hallar el perro de cada uno, el que le hace escribir una historia para ser contada, para ser compartida. Es el lugar donde se acomoda la causa que a uno le hace hacer.

Esta historia esta basada en un libro que en EEUU estuvo dos meses como record de venta. A los verdaderos protagonistas de esta historia se los puede ver en la escena del parque en la fila con los demás dueños de otras mascotas cuando Marley es llevado para ser adiestrado.

El perro llega a viejo y aparecen los achaques de los años, esta familia a través de su amada mascota puede palpar el recorrido de una vida.

Recomendación:

Si Ud. es de los que no trata cariñosamente a su perro, en esta película descubrirá si tiene o no culpa.

Enlace:

MARLEY Y YO - TRAILER OFICIAL



TITULO de la OBRA:La invención de Hugo
FECHA: 2012
LUGAR:
ACTORES:

Asa Butterfield como Hugo Cabret.

Chloe GraceMoretz como Isabelle.

Ben Kingsley como Georges Méliès.

Sacha Baron Cohen como inspector de estación.

Jude Law como padre de Hugo.


DIRECCION: Martin Sorsese

COMENTARIO:

“La invención de Hugo” o “Sin propósitos en esta vida estás averiado”

 por Gustavo Cappelli 

Hugo es un joven huérfano que vive en una estación de trenes y se encarga del reloj de la torre de la estación a escondidas, para no ser atrapado y llevado a un orfanato.

 

Hugo sabe reparar relojes y se dedica luego de la muerte de su padre a reparar a un Autómata, una especie de robot que en este caso escribe. Hugo sigue los pasos de su padre en el entusiasmo de “reparar” las máquinas y esta huella lo lleva al encuentro con la historia del cine en un director olvidado.

 

Hugo insiste, no se detiene, ni duda en ningún momento en reparar su autómata, y como buen “reparador”, hace lo posible para reparar algunos malos entendidos con el viejo director. Se lo ve en el film arreglando desde un ratón a cuerda hasta el problema que enfrenta el director con su pasado en un presente de olvido. 

 

El psicoanálisis es una aventura por los desfiladeros del deseo y los síntomas son a veces la puerta de entrada para descubrir, digámoslo en términos de Hugo: “el propósito que tenemos en esta vida”.

El interés para mi recae en una frase pronunciada por este joven: “Si pierdes tu propósito estas averiado” Y es que esa es la premisa de Hugo: “todas las máquinas tienen su propósito, todas las piezas encajan en la maquinaria de este mundo, no hay ninguna pieza que sobre”.

 

El propósito es la cuestión en este film:

En otro momento Hugo le cuenta a su joven amiga que un hombre de la estación le dio unos libros y la muchacha le responde: “Siempre hace eso. Le da a los libros un buen hogar. Así lo llama él. Tiene un verdadero propósito.”

Hugo nos cuenta acerca del fundamento de su hacer y lo que lo lleva a ese hacer:

“Todo tiene su propósito. Hasta las máquinas. Los relojes te dicen la hora. Los trenes te transportan. Hacen lo que deben hacer. Quizá por eso las máquinas rotas me ponen triste. No hacen lo que deben hacer. Quizá sea igual con las personas. Si pierdes tu propósito es como si te rompieras.” 

 

P.D.: A propósito, que sea en tres dimensiones favorece en disfrutar la magia del cine desde sus inicios.

    



TITULO de la OBRA:Un método peligroso
FECHA: 2011
LUGAR:
ACTORES:

Keira Kinigtley, Viggo Mortensen, Michael Fassbender, Vicent Cassel, Srah Gadon, Katharina Palm.


DIRECCION: David Cronenberg

COMENTARIO:

“Un método peligroso”  “El Diván en la Gran Pantalla”

por Emiliano Roman

 

El método psicoanalítico siempre fue y será una gran curiosidad para los mortales. Es muy frecuente que en reuniones con amigos y conocidos me hagan preguntas acerca de qué va la terapia analítica, inquietudes sobre el alta, el dispositivo del diván, la relación paciente-analista, etc. El cine no ha quedado afuera de esto y, de manera recurrente, ha utilizado la cuestión como recurso narrativo interesante para abordar los motivos y profundidades del padecimiento humano. Desde la reciente Habemus Papa, en la que los cardenales demandan un psicoanalista para curar la fobia del flamante Papa, hasta aquella obra del cine mudo, Secretos de un Alma, de 1926, que intentaba retratar las razones que esconde la mente humana, a partir del descubrimiento hecho por el psicoanálisis: el inconsciente.

 

Grandes directores, como Hitchcock en Cuéntame tu Vida, o Bergman en De la Vida de las Marionetas, han recurrido a abordar las vicisitudes que afronta un psicoanalista en su práctica, pero el que más ha explotado este recurso es sin dudas Woddy Allen, que tiene una obra absolutamente prolífera sobre el tema y un saber indiscutible acerca de qué es ser un paciente analizante y un profesional analista.

 

Pero no solo de dramas vive el hombre, y el cine ha sabido reírse de este método y del sufrimiento de los neuróticos que se acuestan en el diván. Muchas comedias se animaron a la temática como Analízame, Secretos de Diván, la argentina de Damián Szifrón, Tiempo de Valientes, o la insólita española Inconscientes que, ambientada en los tiempos en que el psicoanálisis despertaba al mundo de la ciencia, aborda cuatro conceptos freudianos: la histeria, la neurosis obsesiva, la envidia del pene y Totem y Tabú, de manera muy ocurrente.

 

Cine y Psicoanálisis nacieron, crecieron y se expandieron vertiginosamente por el mundo en la misma época. Cuando la terapia psicoanalítica era un boom por el globo y el cine  era el entretenimiento más masivo para la población, el dueño de la Metro, Samuel Goldwyn, le ofrece al padre del psicoanálisis una importante suma de dinero para participar en un proyecto que develaría algunos secretos de la vida amorosa. Freud rechaza la oferta temiendo que la transposición de los conceptos teóricos a la escena visual pudiera llegar a banalizarlos.

 

Con los años, el cine se afianzó como una manifestación del arte, y el psicoanálisis no podía quedar ajeno a lo que la pantalla grande nos quería transmitir. El mismo Lacán cita, en varios de sus famosos seminarios, films como Él y Viridiana de Buñuel, La Dolce Vita de Fellini, Hiroshima Mon Amour de Resnais, para dar cuenta con ejemplos de aquellas nociones complejas que estaba transmitiendo.

 

La industria cinematográfica no podía perderse la génesis del descubrimiento del inconsciente y en 1962 estrena Freud: Pasión Secreta a cargo de John Houston, una biopic que intenta narrar cómo se fue gestando la teoría y método psicoanalítico en sus primeros años a partir de las obsesiones e investigaciones del mismo Freud. A pesar del rechazo que tuvo por parte de la hija de Freud, Anna, el film, con un guión original escrito inicialmente por nada menos que Jean Paul Sartre, es bastante acertado y claro en lo que respecta a los diferentes descubrimientos que hace el médico vienés sobre el alma humana. Sus comienzos con la hipnosis, la incertidumbre de la histeria, los sueños, la sexualidad infantil, la asociación libre, el complejo de Edipo, la transferencia y el vínculo que unió a Freud con su mentor, Josef Breuer.

 

Tanto en el film de Houston como en los otros que vinieron después y abordaron la cuestión de los orígenes del psicoanálisis hay dos denominadores comunes que se repiten: la histeria y el concepto de transferencia, es decir que narran cómo se las arreglaban estos pioneros investigadores con la descarga de libido que depositaban sus pacientes histéricas en ellos.

 

Si hay algo que la humanidad le debe a la histeria es que gracias a ella descubrimos que lo que hacemos y decimos no responde siempre precisamente a nuestra voluntad consciente; hay otra parte oscura de nuestro psiquismo que funciona de manera clandestina y domina nuestras vidas, vínculos y acciones.

 

A finales del siglo IXX, la histeria aparecía como esa patología molesta que nadie quería tratar: sus síntomas manifestaban parálisis, ceguera, mudez, sin ninguna causa orgánica que los sostuviera. A los que la padecían se los consideraba desquiciados y manipuladores, sin tener en cuenta el alto grado de sufrimiento subjetivo que esto acarreaba.

 

Freud viene a descubrir que esto no solo respondía a algunos traumas reprimidos, sino que además tenía relación directa con la sexualidad pasada del paciente, más precisamente con su vida infantil y, como si esto fuera poco, la cura venía a través del habla del “enfermo”. Esto generó un gran revuelo y repudio en la comunidad científica, pero las pacientes histéricas mujeres encontraron por fin un profesional que las alojaba y estaba dispuesto a escuchar todas sus teatralizaciones.

 

De ahí que el método psicoanalítico era un terreno fértil para que afloraran sentimientos y deseos sexuales de parte del analizante hacia su analista y esto fue lo que permitió que Freud comenzara a esbozar el concepto de transferencia.

 

La película de Houston sabe relatar este aspecto crucial del tratamiento, centrado en un personaje ficticio llamado Cecil, una histérica bastante escénica, que se enamora primero de Breuer y luego de Freud. La fallida adaptación cinematográfica del best-seller archi-vendido de Irvin D. Yalom, El Día que Nietzsche Lloró, narra de manera ficcional las obsesiones eróticas de Breuer con su paciente histérica Anna O; la relación que lo unía con su discípulo Freud; cómo se va gestando la teoría psicoanalítica; y un supuesto tratamiento que Breuer tiene con el suicida Nietzsche a pedido de su bella amante Lou Salomé, quien más tarde fuera una reconocida psicoanalista.

 

Alguna vez Freud declaró públicamente que le gustaría que su heredero sea Carl Jung, un joven médico brillante que apoyó al padre del psicoanálisis cuando éste era casi una mala palabra entre los científicos europeos, pero las diferencias teóricas no tardaron en llegar; mientras que uno era austríaco, neurólogo, judío y ateo, el otro era suizo, psiquiatra, cristiano y espiritual. Freud hablaba de un inconsciente individual que remitía a traumas sexuales infantiles; Jung decía que los traumas no necesariamente tienen que ver con la sexualidad y desarrolló la teoría de un inconsciente mucho más trascendental que abarcaba la génesis de la humanidad, al que llamó Inconsciente Colectivo.

 

Jung no sólo se diferenció teóricamente de su maestro, sino que provocó una ruptura en el movimiento psicoanalítico, lo que le valió el apodo de discípulo díscolo, y llegó a transformarse en un verdadero rival de Freud. Este último film de Cronenberg se mete de lleno en eso, en la relación tan conflictiva de estas dos mentes brillantes y los riesgos que atravesaba el método, más si se trataban casos de mujeres tan inteligentes e histriónicas como lo era Sabina Spielrein.

 

Pero Cronenberg no es el primero que lleva la tumultuosa relación trasferencial que tuvieron Jung y Spielrein. En el año 2002, el director italiano Roberto Faenza filma Te Doy mi Alma, una película que intenta reconstruir la valiosa vida que tuvo Sabina Spielrein, una mujer que fue curada por Jung de su locura histérica, se convirtió en su amante, pero también llegó a ser una reconocida psicoanalista que aportó importantes conceptos a la teoría; una hipótesis de ella acerca de las pulsiones destructivas fue la base para que Freud diera un viraje absoluto a su pensamiento. Es prohibida y perseguida por el régimen de Stalin, y termina siendo asesinada por los nazis en una de las tantas masacres a judíos.

 

A diferencia de Paenza, que se centra en la vida de novela de Spielrein, Cornenberg utiliza esta relación pasional y prohibida para dar cuenta de los orígenes del método, cómo a partir de ciertos obstáculos que éste presentaba se va formando la teoría y afinando el instrumento analítico.

 

Se dice que este film se aleja del estilo del director canadiense, ya que prescinde de escenas muy violentas y sanguinarias típicas del género gore que caracterizó su filmografía. Pero Cronenberg utiliza esta adaptación de la obra teatral para dar cuenta del origen violento y destructivo de la raza humana: el monstruo no nos viene de afuera introyectado experimentalmente como lo fue en La Mosca; acá el monstruo está dentro de cada uno de nosotros y forma parte de nuestras pulsiones sexuales, a pesar de que a unos cuantos les haga mucho ruido, incluido al mismo Jung.

 

El tratamiento que inicia Jung (Michael Fassbender) con Sabina (Keira Knightley) permite, a partir del habla de ella, llegar a las fantasías sadomasoquistas de la neurosis. Esto era el comienzo de la hipótesis acerca de aquello tanático y mortífero que convive en cada uno de nosotros. Sin duda, las escenas en las que el doctor azota a su paciente, provocando un alto grado de erotización en ella, remiten a lo que Freud postuló en su escrito “Pegan a un Niño”. El escuchaba en sus pacientes neuróticos ciertas fantasías de flagelación infantil, en las que se podía pesquisar el goce inconsciente que ellas acarreaban. La situación se repetía en la adultez pero en actos, sometiéndose a situaciones de humillaciones frecuentes.

 

El mismo Freud, interpretado por Viggo Mortesen, escucha el desarrollo que hace una Sabina ya psicoanalista del origen destructivo de la sexualidad, producto de su estudio y de su saber como analizante. Esto le permitió al padre del psicoanálisis conceptualizar más adelante las nociones de pulsión de vida y pulsión de muerte, en su artículo “Más Allá del Principio del Placer”. Acá Freud se pregunta, a partir de secuelas de la 1º Guerra Mundial, cómo es que el humano repite compulsivamente, en actos o en sueños, vivencias tan dolorosas y mortíferas. Este trabajo de Freud fue un giro de 180 grados en su teoría y de hecho modificó toda la estructura de aparato psíquico que había planteado años atrás.

 

Este goce destructor se puede ejemplificar bien en el fenómeno gore, del cual Cronenberg es abanderado, este género que produce tanta fascinación con las imágenes explícitas del horror, las mutilaciones del cuerpo y la visceralidad de la violencia, que tienen el sabor de alimentar la pulsión de muerte voyeurista de cada espectador.

 

A medida que se iban construyendo estas hipótesis, la distancia teórica entre el maestro y su discípulo rebelde era ya un océano. La película tiene la habilidad de ir narrando paulatinamente cómo ambos pioneros se fueron alejando y confrontando en sus ideas. El montaje que se va haciendo del intercambio de cartas entre uno y otro es maravilloso, sin tomar partido por ninguno, sino desarrollando, con un bello lenguaje cinematográfico, las críticas y argumentaciones que se iban haciendo.

 

Las diferencias empiezan con la sexualidad. Según Jung, Freud estaba obsesionado con el tema, pero el suizo aparecía con una imagen reprimida y correctísima y era justamente su libido lo que no podía manejar. Con inclinación por las pacientes judías, el ario lograba desplegar con Sabina todas sus tendencias sádicas y violentas, pero a pesar de jugar el rol sexual de dominante, era él quién quedaba dominado frente a la seducción de la hermosa mujer.

 

Lo que a Jung se le va de las manos es su manejo de la transferencia, que se da cuando el paciente transfiere en la figura de su analista ciertos deseos o fijaciones edípicas. Es el motor de todo tratamiento, es lo que posibilita, según Lacán, que el analizante ubique en su analista cierto lugar de saber. Muchas veces esta transferencia se erotiza y ahí es indispensable la habilidad del psicoanalista para maniobrarla. Principios éticos de neutralidad y abstinencia son necesarios para que un profesional no ceda frente a la demanda de su paciente. Jung no pudo con esto; cuestiones suyas no resueltas se jugaron en el tratamiento con Sabina y concluyó en una relación erótica que le trajo demasiadas complicaciones.

 

Mientras Freud se sumergía más en la sexualidad controvertida del humano, Jung apostaba a investigar los aspectos paranormales de la psicología. Esto hizo que el austríaco tildara las teorías del suizo como supersticiosas y chamánicas y, en ese punto, la ruptura no tuvo vuelta atrás. Un padre deshereda a su hijo, un discípulo desautoriza a su maestro. Las obras de cada uno tomaron caminos tan distintos que se hace difícil pensar que alguna vez formaron una alianza teórica y clínica que cambió para siempre los destinos de la salud mental.

 

Un Método Peligroso rescata esa época fundacional del psicoanálisis, y lo hace desde la mirada de un director que sabe bastante acerca de los laberintos que se esconden en la compleja conducta humana. Con este trabajo va a las fuentes y decide llevar a las salas de cine fragmentos de la vida de aquellos sujetos que en su tiempo se animaron a herir el narcisismo de la raza humana develando toda la “basura” que se ocultaba debajo de la alfombra.

 

Cine y psicoanálisis son una extraña pareja; uno viene de la mano del arte y entretenimiento; el otro, de la ciencia e investigación clínica: ambos se miran, se critican, se analizan y proyectan, pero nadie puede negar que los dos tocan puntos de verdades incómodas que atraviesan la existencia humana. Como decía John Cassavetes: “El cine es una investigación sobre nuestras vidas. Sobre lo que somos. Sobre nuestras responsabilidades -si las hay-. Sobre lo que estamos buscando.”  Y de eso también se trata el método psicoanalítico, por más peligroso que parezca.



TITULO de la OBRA:êter Capusotto y sus Tres D
FECHA: Enero 2012
LUGAR: Argentina
ACTORES:

Diego Capusotto, Jacqueline Decibe, Ivana Acosta, Alfonso Sierra.


DIRECCION: Pedro Saborido

COMENTARIO:

Peter Capusotto en sus tres Dimensiones o una inyección contra la neurosis

por Gustavo Cappelli

Si pensamos el film de Capusotto en tres D  como una práctica artística, como una práctica simbólica Lacan nos diría que se trata de una práctica que logra cernir lo real. Es una dimensión irreductible por lo simbólico,  entonces podemos exprimir nuestra perspectiva respecto del arte, que es la de dejarnos enseñar, cernir sobre la naturaleza de su objeto, en tanto posibilidad de bordearlo. Este planteo inicial esta relacionado con el final de este escrito.

Capusoto esta vez se dedica de lleno al tema del “entretenimiento”, dándole una vuelta con su marca habitual: el sarcasmo y la ironía. Logra un nudo  donde la “ironía esta encarnada en la relación social”, acercándose al tratamiento que  la psicosis hace con la ironía,  claro que se trata de una ironía diferente a la que usa el neurótico obsesivo, pero que con Capusotto nos hace pensar “que loco que esta!”.

 

Una inyección de Capusotto contra la neurosis

 

Ahora bien la ironía en la neurosis esta destinada a suplir la dificultad que tiene frente a las demandas de los otros y el peso de deuda y culpa, incluidos a los analistas. El psicoanálisis puede ayudar para que un sujeto deje de justificar sus actos, deje de dar explicaciones innecesarias y hasta tomar con cierta ironía su posición fantasmatica o prejuiciosa, como una dosis de Capusotto, un cierto cinismo que provoca hasta alivio y distancia del conflicto. 

 

Esta vez Capusotto nos pinta con letra grande como la publicidad y el marketing trabajan con la intención de formar a un sujeto que aparezca como insatisfecho. Y  como los cuerpos introducen y liberan excesos por los diferentes orificios.  

 

Algunos de los orificios recorridos son:

 

“Los domingos las pastas de mamá” o la  boca que babea

 

Capusotto  le dedica un sketch al  psicofármaco, así es, como  presenta  una fuente llena de pastillas en lugar de los fideos del domingo, sus  efectos secundarios  y que hay para todos, incluidos los más chicos. Con una baba que se desprende de la boca de los felices consumidores.

 

“Transito lento” o el ano perezoso

 

Toma de la publicidad del yogurt que promete regular a un ano insatisfecho. Muestra con exageración como el “transito lento” hace de obstáculo en las relaciones sociales, ya que no es cómodo estar con otros sino se puede defecar. La propuesta es defecar con  y a los otros con facilidad. 

 

“Hablar por celular” o el oído sordo

En los gadget de esta época no falta la observación  ante el uso de los celulares.  Con una Violencia Rivas que  ajusticia a ese sordo con celular que habla en voz alta, y hace que todos escuchen su conversación y anule la posibilidad de hablar o ser escuchados si no somos el que esta en el teléfono.

“Los chateos y los ja ja ja ja” o perdiendo el habla

Tampoco faltó su cuestionamiento al uso de internet y el  chateo, nos lo presenta como una verdadera forma de achatar lo simbólico, con los monosílabos del ja ja ja ja, como respuestas con sentido a cualquier comentario y como eso, termina siendo una comunicación mas bien de primates, que de hablantes ser.

¿Porqué Capusotto en tres D?

Es una pregunta que se impone ya que el film, no tiene ningún efecto en tres D. Sin embargo, captura una realidad bastante palpable y sensitiva.

 Las posibles respuestas son: Será un capricho de Capusotto. Otra más de sus ironías o preferimos nosotros elegir: para escuchar con las orejeras psicoanalíticas,  las tres dimensiones que plantea Lacan: simbólico, imaginario y real.



TITULO de la OBRA:Mi nombre es Sam
FECHA: 2001
LUGAR:
ACTORES:

Sean Penn, Michelle Pfeiffer, y la joven Dakota Faninng


DIRECCION: Jessie Nelson

COMENTARIO:

 

“Mi nombre es Sam” o “El nombre del padre”

por Gustvo Cappelli

El film está atravesado por la pregunta neurótica ¿qué es ser un buen padre?

Una mujer abandona a su hija el mismo día en que nace dejándola en manos de su padre, Sam Dawson, que era deficiente mental interpretado por Sean Penn. La película narra, al ritmo de los temas De Los Beatles que brinda con sus letras sentido a estas vidas, las dificultades que tienen que atravesar cuando, a partir de los 7 años, Lucy empieza a tener más capacidad mental que su padre, momento crucial en el aprendizaje. El Estado se cuestiona la capacidad de Sam para educar a su hija por lo que se enfrenta a un juicio que le puede hacer perder su custodia. 

La búsqueda de la respuesta es puesta en tela de “juicio” donde se busca idealmente por medio del discurso jurídico el “significante” ordenador que oriente hacia lo que  pueda definir ser “un buen padre”.

La película nos enreda en emociones encontradas sobre  alguien que intelectualmente esta en menos, (un  sujeto que tiene un coeficiente mental de un niño de siete años),  y esta condición lo inhabilita para ocupar ese lugar.

El neurótico nos dice Lacan es un débil mental en tanto la repetición en su síntoma lo hace golpearse reiteradamente con la misma piedra y quedar anclado en un goce autista.

Es complejo, sobre todo como padres para los sujetos reconocerse en falta, pues es un lugar que se relaciona con el ideal. Uno de los caminos para saberse en falta es el análisis y acudimos a él, cuando nos desestabilizamos  en nuestro mundo fantasmatico, donde el ordenador no funciona. Sam, es la figura de un padre que amenaza con esa estabilidad. 

¿Qué le hace falta a Sam para ser padre?, esta manera de formular la pregunta supone que hay un recorrido en el “hacer de padre” que se obtura, que se completa y ya no hace falta nada.  Sam comienza ese recorrido marcado por la falta, y con ella, en ese sentimiento de imposibilidad, es  que desea algo para su hija.  Sabe que le falta algo que no le puede dar: una madre.  Aunque en otro momento del film, cuando es confrontado con su condición nos deja ver su falta.

La psicóloga llamada a declarar que entrevistó a Sam argumenta la incapacidad de él, recortando en su discurso que este dijo que cometía errores, grandes errores, y la abogada refutó esa frase, develando la falta de la psicóloga con su hijo adicto.

Es un interesante momento, que ejemplifica como el juego de significantes, ordenan la significación, cuestión que tiene relación con un “saber hacer con la falta”.  Lo que demuestra en la clínica que lo importante es como se articulan  las frases en el sujeto, lo que hacemos en relación  a su verdad.

La película nos empuja hacia la emoción, es decir hacia el amor, hacia la pulsión. El secreto sobre el ser, está en relación a un real, lo real del padre. Lo que hace que funcionen estos lugares; ser padres, tiene algo de debilidad o mejor dicho de renuncia hacia ese débil pensamiento: el de los ideales.

 



TITULO de la OBRA:Pequeño Manhattan
FECHA: 2005
LUGAR: U.S.A.
ACTORES:

Josh Hutcherson, Charlie Ray, Bradely Whotford, Cynthia Nixon, Willie Garson, Tnye Aatano, j. Kyle Manzay, Michael Anhony Bush.


DIRECCION: Mark Levin

COMENTARIO:

“Pequeño Manhattan” o “El Primer amor”

 por Gustavo Cappellli

Es un film que se puede ver en el mes de diciembre de 2011 por cable. Trata de una historia de amor, la del primer amor, (luego de la madre dirá roquero Papo en su blus y también Freud en su Seminario) Es la historia de un joven de 11 años que nos cuenta que es lo que se siente cundo se enamora por primera vez, como su vida es trastocada por la llegada del amor. Al inscribirse en unas clases de Karate conoce a una chica de su edad (Rosemary), a partir de allí ya no le alcanza salir con su amigos y pasear por su barrio, que es una parte de la gran manzana (Manhattan).

Lo que voy a recortar en esta lectura es como se presenta esos sentimientos en este muchacho que producen en su cuerpo una serie de trastornos que lo atormentan, y lo embriagan en su emoción. No faltan ninguna sensación, también esta presenta la ira, los celos y el dolor.

El joven Gabe vive con sus padres que están separados pero aún viven juntos, y a partir de la charla con su padre “se sirve” de alguna frase expresa por éste desde el lugar de la falta, desde el deseo, para intentar desenredar al asunto con su pretendida.

 

Pero volviendo a nuestro interés en la clínica con los sujetos que nos consultan, es allí donde esperamos hallar el signo indiscutible de lo que denominamos inconsciente, que se expresa en lo que no se puede controlar, lo que trasciende a la buena voluntad, en un penar, le podemos decir también en un gozar. Pues por sobre todas las cosas se goza con el  cuerpo, es el que da señales de ese inevitable. Este joven tiene sus palpitaciones en exceso, las manos que le transpiran y otra serie de manifestaciones imperdibles en sus escenas de desencuentro-encuentro con su amada.

El primer amor y en este caso el primer beso, nos trasladan como en un túnel sin pausa a aquel momento repleto de preguntas del “como hacer” con el encuentro con otro cuerpo,  que hacer con la lengua, con las manos, con el estómago revuelto por mariposas y un decir que se siente siempre un tanto inapropiado para cautivar al primer objeto sustituto de aquel amor endogámico.    

 

Es muy refrescante para quien no tiene presente como el interés se centra alrededor del objeto de amor, relegando todas las “valencias” como decía Freud, los intereses del mundo.  Gabe busca desesperadamente el signo que le demuestre que Rosemary esta interesado en él, cualquier movimiento de ceja o mueca lo levanta o baja el ánimo.

Como dice la canción: “el primer amor nunca se olvida”, y sino recuérdelo viendo a Gabe y Rosmary.

Colocar el mause al lado de la W para ver el trailer

W  Little Manhattan - Best Moments

www.youtube.com

 



TITULO de la OBRA:Arthur Christmas: Operación regalo
FECHA: 7 de Diciembre 2011
LUGAR:
ACTORES:

. Doblaje original: James McAvoy (Arthur), Hugh Laurie (Steve), Jim Broadbent (Santa), Bill Nighy (abuelo Santa), Imelda Staunton (Sra. Santa Claus), Ashley Jensen (Bryony), Eva Longoria (Jefe De Silva). Guion: Peter Baynham y Sarah Smith


DIRECCION: Sarah Smith

COMENTARIO:

Arthur Christmas: Operación regalo

La Tecnología o lo Artesanal

El lugar y su función o el lugar del narcisismo

por Gustavo Cappelli

Operación Regalo es un film para los más chicos, para los que todavía creen o conservan algún recuerdo de lo que era la navidad y la ansiada espera de la llegada de Papa Noel.

La pregunta para los jóvenes obsesivos que esperaban los regalos era:¿Cómo hacía Papa Noel para repartir todos esos regalos? ¿Cuánto tiempo le llevaba?

La respuesta esta en este film, que hace notar la diferencia entre el delivery artesanal y el trabajo en serie de la tecnología. Este Papa Noel cuenta con toda la tecnología de punta al servicio de optimizar la entrega y dejar satisfecho al cliente, a diferencia de lo que sucedía en el siglo pasado que lo hacía surcando los cielos en un trineo de madera con polvo mágico para los renos y un mapa de papel.

En la actualidad cuenta con lo último de la tecnología a bordo de una Super nave que se llama S1 (no es cualquier nombre para un psicoanalista) que además se le suma una base de operaciones manejada por un ejército de duendes y un disciplinado comandante, que es el hijo mayor de Papa Claus que se llama Steve.

Como se dice ahora: “Todo bien” pero

El “pero” en este film comienza con el error, con en el equívoco que hace que a un niño no se le pueda entregar su regalo. La respuesta de Steve ante este incidente se reduce a estadísticas, a números,  minimizando el asunto y tomando como un éxito la operación, pues que “falte” uno no empaña el resultado. En tanto que Arthur el hijo menor de Santa Claus considera que si al “menos Uno” no recibe el regalo, el trabajo no esta terminado porque lo que cuenta no son los números sino el niño. 

El film muestra el recorrido que dibuja la importancia de que la cosa funcione y no tanto en quien ocupa el lugar, los narcisismos personales, que por cierto no escasean en la película, sino de quien se encuentra a la altura de sostener la función, que el lugar haga funcionar a la “creencia” entregando los regalos.

Arthur es el que lee y contesta las cartas que los niños le escriben a Papa Noel, esta al tanto de lo que dicen los niños, será quizás por eso que Arthur emprende una aventura que pondrá al descubierto el sentido y lo sentido del trabajo de Papa Noel. Que no interesa quien ocupe el lugar, lo importante es conservar ese lugar como función.

Acaso no es el trabajo del padre como función lo que importa y es ese el verdadero Don, el regalo que cuenta.

Advertencia: no dejar galletitas, pasto o leche para los renos, pero si pilas o programas de GPS para la nave de este Papa Noel.

 

Trailer colocar el mause cerca de la W

W Operación Regalo - Trailer 3 Español Latino - Full HD

www.youtube.com

 

 



TITULO de la OBRA:Aquel martes después de navidad
FECHA: 13 de octubre 2011
LUGAR: Rumania
ACTORES:

Dragos Bucur • Maria Popistasu • Victor Rebengiuc • Mimi Branescu • Mirela Oprisor •


DIRECCION: Radu Muntean

COMENTARIO:

 

“Aquel martes después de Navidad” o “Hasta que la muerte los separe”

por Gustavo Cappelli

Paul hace una elección a partir de las palabras de su amante, concretando su decisión (como el título lo anuncia) aquel martes después de navidad.


Un sujeto decidido

Ya veremos porque los acontecimiento se precipitan hacia ese martes justo después de navidad pero por ahora me voy a detener a resaltar que este hombre no es de los que consulta a un psicoanalista, al menos en ese momento, por que para que eso suceda el hombre en cuestión debe estar sujeto a un conflicto que se pueda expresar como una duda, y si el conflicto se expresa en el cuerpo, el síntoma puede ser: no lograr una erección o lo que hoy se describe bajo el nombre de lo que la psicología y psiquiatría llama ataque de pánico.

Es que los sujetos que consultan a un psicoanalista casi siempre se sienten presionados por tener que tomar una decisión, decidir es la cuestión.

 

Evaluar los riesgos

Hay hombres que evalúan, hacen cuentas, y hasta hablan de sus placeres como proyectos. En el film “Mi Novia Polly” tenemos un ejemplo de este tipo de calculadores en el personaje que protagoniza Ben Stiller como empleado de una aseguradora, que realiza análisis de riesgo de vida para seguros, coloca  de igual manera, en un programa de su computadora la evaluación de  riesgos y conveniencias  a fin de elegir entre  su ex esposa o la actual pareja, pero en este film las cosas son bien distintas.

 

La puesta en acto de los sujetos que se prestan al diván generalmente se ve dilatada por estar detenidos en la duda u otros malestares.

 

El intercambio de mujeres

Los acontecimientos en la vida, pueden ir desde las vacaciones, casarse, ponerse de novio, o como en este caso cambiar de mujer. Porque en este film la mujer en tanto intercambio queda entonces en el lugar de objeto, y como consecuencia en el acto de infidelidad se produce la caída de la mujer, la caída como objeto.

Y aquí estamos nuevamente sobre cuestiones de ideales, como sucede sobre la idea del matrimonio y como dice Lacan: el matrimonio nos muestra en tanto orden simbólico un cierto espejismo que “pareciera” asegurar algo del deseo y no hasta un martes después de navidad sino hasta que la muerte los separe.

 

Paul conoce a Rocula una mujer de 27 años y mantiene un romance durante varios meses, la pantalla nos muestra escenas donde Paul comparte con su esposa de treinta y pico, también la vida familiar junto a su hija.

 

Las interpretaciones

Al comentar con amigos el film uno de ellos aseveraba que el protagonista era un “hombre honesto” y que se notaba que no quería engañarla, por eso le contó la verdad a su esposa y dijo contundentemente: “preferible la verdad dolorosa y no el adormecimiento del engaño”, con lo que le faltó decir amén. Hacer girar las cosas alrededor del engaño es una posible interpretación, pero lo que vamos a comprobar con este film es que las interpretaciones en forma de comentarios que escuché podría decirse que son posibles en tanto son interpretaciones montadas en los fantasmas de los interpretes, ya en este primer caso tenemos la versión del engaño versus la honestidad.  Los fantasmas comandan las interpretaciones sino contamos con la guía de un análisis, sino contamos con el síntoma como elemento ordenador para llevar adelante el trabajo de desciframiento.

 

Otro punto de vista se centró en las causas que llevó a este hombre a buscar una amante, y en el otro extremo los que afirmaban que el director del film encaró este conflicto sin prejuicios, sin enjuiciar a ninguna de las partes implicadas en el triangulo, como si fuese posible tal empresa.


El Martín Fierro del amor dice que: “Si la pareja se pelea se la devoran los de afuera”.

El argumento más votado en la mesa de diálogo fue el que sostenía que el hombre engañaba a su esposa por que no había pasión en el matrimonio, que “lo que falta adentro se busca afuera”, que le faltaba ritmo erótico. Pero tampoco parece (es solo mi parecer) que los amantes en cuestión fueran tan fogosos y con tanto ritmo caribeño, sí queda claro que logran cierta intimidad. La cuestión es que a ese argumento se lo puede hacer tambalear con la afirmación de que puede haber casos de matrimonios que  mantienen cierto encanto de mieleros, pero al hombre se le cruzó en el camino del matrimonio una rubia debilidad.

 

Un significante que absorbe todo el goce

La dentista te hace abrir la boca

Y justamente alzaron la voz los más fetichistas que aseguraban que la amante era mucho más bella y joven por lo tanto difícil de resistir. Por lo que me sujeté a ese significante “irresistible” para argumentar que precisamente de lo que se trata es en saber lo que resulta irresistible para el sujeto, pués la amante no era muchísimo más joven que la esposa y además la belleza de la rubia no llegaba a afear la imagen de la morocha esposa. A lo que me retrucaron con mi propia medicina diciendo: “la belleza es subjetiva”. A lo que retruque arrojando que quizás se trate del significante “Rubia” o “Dentista” que le hace abrir la boca.

 

La clásica: por un lado la erótica y por el otro la ternura

Algunas de las mujeres divorciadas y los caballeros más burilados por el amor sentados en la mesa del café levantaron la voz bajo la premisa que de el matrimonio es aburrido y que en este caso la relación con la amante estaba plagada de momentos solo de satisfacción construyendo un sub-mundo de ternura y erótica que con la esposa y su hija no, solo eran una “familia”, que en  las escenas de compras de navidad se notaba que era solo un protocolo aburrido.

Al quedarme callado los defensores de la pasión fuera del matrimonio siguieron argumentando que esa pareja estaba tomada por la rutina y la costumbre, que solo eran “padres” intentando construir lindos recuerdos para su hija. 

 

El sindicato de amantes

Nuevamente ya que hablamos de parecer, a mi no me pareció una amante tan apasionada, en la vida de la chica ese romance con Paul parecía algo bien del momento. Proseguí mi argumentación refiriendo que Rocula se ganaba el título de amante, ya que mantenía su lugar en secreto, porque las amantes no reclaman el lugar de la primera dama, si esto sucede no desempeña su función correctamente, la amante no debe cruzar para el otro lado, el de familia.

Lo cuál no impide que haya un poco de celos y que si la amante se entera que la esposa tiene auto nuevo ella lo quiere igual pero Sport o Convertible. Y le reclama a su esposo que se siente engañada, que se lo hace sentir él por no tener la  atención que se merece. Pero que en este caso Rocula no responde al rol de la engañada, o ansiosa por la rápida separación de su amante. Paul y ella pueden hablar de su esposa e hija, sin mayor incomodidad.

  

Las amantes al diván 

Si una mujer es amante y quiere dejar de serlo para ocupar el lugar de la esposa entonces es posible que concurra al psicoanalista o a una vidente- hechicera para que le hagan un trabajo de separación del matrimonio de su amante.

Son las mujeres que saben todo acerca de la esposa por haber hallado a su amante en el círculo intimo de la pareja, allí estamos hablando de la histeria, por ser endogámica, la elección se hace próxima a las mujeres de la esposa.

En la película ella no parece tener inconveniente en conocer a la esposa por ser la odontóloga de la hija.

 

Todo bajo control

Si el hombre hace la consulta es porque al salir con su compañera de oficina aquella noche de fiesta de fin de año dijo: “yo lo controlo, me acuesto dos o tres veces y la dejo”, pero al cabo de dos meses solicitó una sesión porque no podía dejar de ver a su compañera fuera del horario de oficina. Al preguntarle que supone que lo hizo permanecer con ella más de lo pre-visto respondió: “sus gemidos y palabras en el momento del sexo me hacen sentir un gran, gran hombre”.

 

Pero volviendo al film, Paul asiste a su vida con calma, no expresa muchas inquietudes pero cuando Rocula le cuenta que se va a pasar la navidad a casa de su madre que vive en otra ciudad, Paul se acelera, se enoja, entonces Rocula le pide que deje de fumar y ante ese sutil gesto de cuidado  Paul cae sin “resistencia” a los brazos de su amada.

  

Colocar el mause al lado de la W para el Trailer    

www.youtube.com



TITULO de la OBRA:Habemus Papa o Tenemos Papa
FECHA: 8 Septiembre 2011
LUGAR: Italia
ACTORES:

 

Michel picooli – Nani Moretti- Jerzy Sthur- Renato Scarpa- Margarita Buy-Franco Graziosioso´- Leonardo Della Bianca- Camila Ridolfi- Camilo Milli.- Roberto Nobile.

 

 


DIRECCION: Nanni Moretti

COMENTARIO:

“Habemus Papa” “Tenemos Papa” o “Cuando creemos que existe el gran Otro Completo”

por Gustavo Cappelli

Hay acontecimientos en la vida de un sujeto que de tomarlo como lo que llamamos un “Acto” las cosas en esa vida cambian rotundamente. Como dice Lacan transforma al sujeto.

De hecho uno de los temas musicales en este largometraje reza en su estribillo “Cambia, Todo Cambia” y los cardenales lo bailan alentados por el espíritu de cambio.

En este film nos encontramos con que el elegido al puesto de Papa se ve impedido en asumir dicho cargo por motivos que transcienden a su buena voluntad. Así comienza este film, con la muerte de un Romano Pontífice y la elección de otro que vendrá a ocupar el lugar que deja el muerto.

Los cardenales eligen a un candidato pero en el momento de la asunción es presa de una serie de malestares que no le permiten asumir el cargo. 

Por ejemplo el secretario le muestra para que elija algunos dibujos de escudos para representar su pontificado, el confundido cura elije sin mucho entusiasmo y al preguntarle si esta “convencido” dice que no.  El decir de este sujeto va en dirección a no asumir ese acto, ese acto no lo con-vence al sujeto.

Imperdible la escena donde el Papa recién seleccionado manifiesta su angustia justo antes de salir al balcón y enfrentar a la muchedumbre reunida en la Plaza San Pedro.

Para los psicoanalistas la película agrega un ingrediente interesante ya que es convocado un psicoanalista al Vaticano para asistir al atormentado Pontífice.

El acto psicoanalítico que sostiene un  análisis en esta ocasión desfallece por mantenerse ciertos “marcos”, como por ejemplo el excusarse en que conocía al candidato y por eso no lo puede atender, o aceptar lo que le esta permitido preguntar, así como el de permanecer en el vaticano en contra de su voluntad, contribuyendo a sostener la farsa y terminando como coordinador de recreación de los cardenales en un juego de pelota en red.

Claro que se puede objetar que las cosas no son fáciles para quien va a atender a domicilio, pero el psicoanalista debe “saber hacer” algo con lo instituido en un contexto sin que provoque rápidamente su exclusión.

“El sagrado pontífice” y “El mejor de los psicoanalistas” (así lo nombran), son presa de una serie de rituales. Por un lado los rituales religiosos y por el otro el psicoanalista que con sus recomendaciones y objeciones para atender el caso lo ubican como apóstol de una práctica de puro raciocinio.

El prelado huye hacia las calles de Roma, donde se reencontrará con experiencias que no ha vivido, como su pasión por el teatro. Esa es su manera de intentar tratar su inhibición.

Si usted se comulga, se identifica con la religión cristiana, o sea su alma se alimenta con este tipo de creencia puede verse afectado por una suave indigestión que le puede provocar la burla a los hombres y sus ceremonias, pero no se preocupe sus creencias no son irónicamente cuestionadas. 

También al film acuden cuestiones interesantes acerca del diagnóstico, con las amnesias, ausencias, oscilaciones de humor y replanteos de cuestiones de la vida dejadas de lado que se expresan sintomáticamente en el cuerpo. Claro que como es de  esperar en esta época todo se reduce a una cuestión de trastorno como la “atención deficitaria” y porque no el famoso “ataque de pánico”. Pero el sacerdote lleva adelante su propio tratamiento buscando respirar algo de lo postergado en su vida.

En el final una muchedumbre permanece con la boca abierta exhalando un suspiro de vapuleada fe.

Si no está “de acuerdo” con lo expresado en esta ocasión o sea si no pueden decir “Amén” Hágalo saber.

Colocar el mause al lado de la W para ir al trailer

W Habemus Papam 2011 DVDRip Subtitulado Uploaded By Flakito clip5

www.youtube.com







 
Arte en Psicoanalisis © Todos los derechos reservados
E-mail: info@arteenpsicoanalisis.com.ar
EASYweb Diseño & Hosting
www.easyweb.com.ar