Inicio Nuestra Propuesta Artistica Articulos en Psicoanalisis Actividades Galeria Contacto

Estrenos
Entrevistas a Artistas
Artistica en Psicoanalisis
Literatura y Poesia
Musica



facebook
ENTREVISTAS A LOS ARTISTAS

Artículos 1 - 3 de 3

TITULO de la OBRA:Entrevista a un Cantante de los setenta
FECHA:
LUGAR:
ACTORES:

El  músico y la fama


DIRECCION:
LINK:

COMENTARIO:

 Romina Natalia Moreno 

Este corto relato acontece en la soledad de la voz que palpita una historia, va y viene por las posibilidades acontecidas y fantaseadas de una vida, supone un interlocutor que está sin embargo ausente, porque aunque oiga no escucha. El personaje de estas líneas es un cantor, no un cantante de esos que producen las discográficas, sintéticos. Este cantor vive y a veces muere en una canción. Las canciones son su manera de poder decir algo al Otro y ponen en juego la realidad de sus éxitos y fracasos, no esos de la vida que el espectador conoce, sino la íntima, esa que nadie puede atrapar a falta de lógica, ni siquiera él mismo. La fama no se la cree, supone que no es un sentimiento propio, que el ser famoso viene de afuera, de un reconocimiento que no es del todo creíble o asequible y que por lo tanto, está siempre en duda, entonces el si fuera famoso es una posibilidad vacía para él, porque el Otro con la fama hace lo que quiere, piensa lo que se le antoja y el famoso ni se entera, nadie lo conoce

 

 El famoso; si fuera

Si fuera  famoso y me preguntasen: ¿Qué fue lo más difícil que le tocó enfrentar en la vida? Respondería todo lo contrario a lo que esperaría el público, ese público adicto a las novelas, ávido de escuchar la sórdida vida de abandono, drogas y amores suicidas que me llevaron a la locura.

Pero no, nada de eso. No soy un romántico empedernido, asi que terminaría respondiendo con una pizca del Papo que llevo dentro y diría que lo más difícil fue enfrentarme a un Mantecol de consistencia casi ojaldrada y lograr cortar un pedazo sin que se rompiese en mil pedazos para no terminar como un pordiosero juntando los pequeños trozos para un bocado.

Porque es verdad… ¨me gusta el juego y el vino tengo alma de marinero¨…  bueno de un Popeye tal vez.

Como todo famoso me gusta el whisky y jugar a la ruleta rusa… pero frenemos acá. De lo único que pienso hablar es de música; no es bueno provocar  a un cantante para que hable de sus enredos amorosos para eso están sus canciones.

 Yo solo, quería vivir … de y por la música. La fama no la conocí, porque de a poco fui incorporando todo un mundo  de gente en mi vida cotidiana; que me resultaron extraños conocidos,  siempre saludándo con cariño en cualquier lado, comentando algo sobre algún tema y hasta agradeciéndome, agradeciéndoles también.

Yo no me moría… por vivir de la fama. Pensar que recién pude verme en un video luego de mi primer long play, había pasado un long tiempo hasta el día en que pude entrar a una sala de grabación,  antes de eso, solo me había escuchado en un cassette ex tirado.

Por supuesto, ahora es diferente; cualquiera empuña una guitarra,  toca dos acordes y lo suben a You Tube y…¡encima unas fans enamoradas del carilindo lo hacen famoso con sus “Me gusta” por internet! 

Pero volviendo a su pregunta,  no señor de la tv, yo no tuve que enfrentarme con cosas difíciles en este mundo, más bien  tuve que vérmelas con la vida que yo quería, que no era la misma vida del vecino; Yo… “quería tocar la guitarra todo el día y que todo el mundo se enamore de mi voz”… de mi canción,  porque yo nací en la época en que el cine era tal si había buena música, toda escena se transformaba en inolvidable si la acompañaba una melodía, un coche era bueno si sonaba bien, si crujía el caño de escape, porque un auto sin estéreo es como una mujer sin labios ¿vió?.

No, señor entrevistador de la tv, por favor no me interrumpa con otra pregunta para luego detenerse en aquella a la que más pueda sacarle el jugo, por ejemplo si  hablase de mi homosexualidad, allí de seguro se congelaría la entrevista, pero permítame que le responda la compleja pregunta que formuló al comienzo, lo más difícil que me tocó en esta vida fue aprender a hablar,  como lo hacía horrible se transformó en un cantar. No podía contradecir y entonces el decir se me iba en contra de mi deseo de decir. En resumidas cuentas, de pibe,  yo no hablaba… más bien amontonaba frases en la punta de mi lengua con la velocidad de un rapero y con la lentitud de un tartamudo, así salían mis palabras , perdón, no salían, las escupía, me las sacaba de encima, no me hacía cargo de ellas, salvo cuando cantaba,  que me imaginaba que  me dirigía  a aquellos que no podía objetar, entonces se trasformaba en un consuelo pensar  que cantaba una canción triste, que les llegaba al alma  e imaginaba que los hacía llorar , mientras su hija de quince años se enamoraba de mí, ella también lloraba … era justo allí cuando yo me excitaba y llegaba a los graves con naturalidad.

Pero no me quiero distraer , quiero responder sin rodeos que lo más difícil fue encontrarme con gente como usted que pregunta pero no quiere saber nada de mi, ustedes solo quieren entretenerse… gozar con los turbios momentos del otro, para terminar diciendo: “Uy es un famoso…¡ como me gustaría ser uno de ellos!”...Que lástima  tenía todo pero, “estaba piantao.”

por Gustavo Cappelli


TITULO de la OBRA:Salvador Dalí ­- entrevista Soler Serrano
FECHA:
LUGAR: España
ACTORES:
DIRECCION: LINK: http://www.youtube.com/watch?v=O9AP5EvKf24&feature=share

COMENTARIO:

Dali ¿Un impostor en su extravagancia o un genio?

 

"El arte en el escaparate empaña el producto de consumo"

 

por Gustavo Cappelli

Dali hablando del dinero y de como se convirtió en un "Héroe" en un "Gangster Sublime" a partir de una anécdota donde rompe una vidriera en la quinta Avenida N.Y. y va a la cárcel, el juez le dice unas palabras muy a la medida de Dali con respecto al artista y su obra.

 

Esta es alguna de las freses de Dali que ubican un discruso algo de lo extra-vagante:

  Mi padre estaba muerto cuando, llegado con retraso, puse mis labios llenos de vida sobre su boca fría. A menudo he dicho, parafraseando a Francisco de Quevedo, que la mayor voluptuosidad hubiera sido sodomizar a mi padre agonizante. ¿Existe, en efecto, para un hombre, más terrible profanación y mayor prueba de vida, que este sacrilegio, que este desafío? Sólo mi cobardía y las circunstancias me impidieron cometerlo, pero puedo aún soñar con realizarlo."

(Confesiones Inconfensables, Salvador Dalí

Descúbralo por usted mismo dirigiéndose a la dirección link. 

 


TITULO de la OBRA:Entrevista a una bailarina
FECHA: Abril 2011
LUGAR: Bs. As
ACTORES:

Micaela Milanesi


DIRECCION:
LINK:

COMENTARIO:


Entrevista a Micaela Milanesi

por Monica Magaldo

Es una joven bailarina profesional, de 20 años. Egresada en el instituto superior de arte del teatro colon en el 2008. Integrante del Ballet metropolitano de Leonardo Reale y Juan Lavanga. Titulo de bailarina profesional

Nos  enseña contándonos algo de su vida. El encuentro con una pasión, la danza. Interesante momento donde no se sabe quien encontró a quien. Por otro lado, ubica una inteligente mirada sobre las variables del mundo de la danza: los cuerpos, los intereses estéticos y los cambios en el aprendizaje de esta disciplina a partir de los cambios de la época, respecto a lo que se orienta con el espectáculo, la fama y lo artístico.

Comencemos con el modo en que se encontró con la danza:

¿Cómo fue tu inicio, el modo en que empezaste a estudiar?

Desde muy chiquita (a los 6 años),  por más que hacia Jokey, no tenía ningún interés por ningún deporte, y mi mama quería mandarme a hacer algo a la tarde, para que no me quede mirando toda la tarde la tele, probo con actividades como manualidades, mas los talleres que ya tenía en el colegio y yo no quería saber nada. Hasta que de casualidad, por una mama de una compañerita del colegio, le cuenta que iba a empezar a mandarla a danza y ahí fui.

Empecé a los 6 años danza clásica, español y jazz.  Era un estudio de barrio, no me gustaba español, la profesora era una abuela,  que además les daba clases a las nietas y hacia favoritismo, con la profesora de  jazz no me llevaba, no me gustaba nada,  no había forma. Consigue mi mama por referencia, llevarme al estudio de Katty Gallo, tuve la suerte de entrar a un lugar donde  ella y su esposo Raul Candal  son dos bailarines del Colon.

Cuando empiezo,  yo pensaba que sabía un montón, y era la más chiquita, además que en verdad no tenía idea de nada.  Entonces, Me mandan al grupo de las principiantes. Fue un dolor en el ego, pero bueno, así empiezo. Y ahí había chicas que estudiaban en el Colon y las veía, que charlaban  sobre el Colon y se veían a la mañana, a la tarde, se veían  a la noche.

A los 8 años mi profesora Katty me dice si me quería presentar al examen de ingreso del colon, yo digo que sii!! Cuando mis papas se enteran, averiguan como era el tema, y me comunican que si llegaba a entrar me tenía que cambiar de colegio (porque mi colegio era doble escolaridad, y el colon era de lunes a sábados de 8 a 1 de tarde) entonces por no querer dejar a mis amigas del colegio digo que no, que mejor ni me presentaba al examen. Al año siguiente yo sola pido de presentarme.

Es apreciable como se convierte la danza en una causa, un interés. Ya que lo que nos cuenta Micaela, es algo muy común en los niños, no tener interés por actividades extra escolares y no saber que queremos. Actividades  donde te enseñan, te dirigen, y claramente no era una niña fácil de satisfacer. Sin embargo, la danza tuvo un lugar diferente. Con el agregado del desafío, por saber, una pulsación, un empuje  para pasar de estar en el lugar de la que no sabe nada, develándole, que no sabía nada y provocando el deseo de saber que hay más allá.

Mis papas  tenían miedo, mi mama lloraba,  el día del examen en el Colon , me veían pasar con los numeritos, de un lado para otro, tan chiquita no sabía dónde me llevaban, ese lugar tan enorme y tanta gente.

Eran tres exámenes  recuerdo uno era el artístico, el físico y otro el técnico auditivo.  Te median la cabeza, el cuerpo, las piernas,  te pesaban, etc.

Del primer examen al  tercero de  500  que éramos, quedábamos  un solo grupo  de 100. Había muchas mujeres y pocos varones, creo que eran 8 y quedaron 5, que eran los que más quedaban sin tanta exigencia.

Para entrar a primer año la edad de ingreso es desde los 8 a los 12 años

 Creo que empecé a estudiar  sin tener idea en lo que me estaba metiendo. Era levantarme muy temprano, ir al Colon después al colegio y a la noche con mi profesora en el estudio. Y caes en la cuenta que estas de lunes a lunes.

Ya el segundo año me habían elegido para  bailar. Te vienen a ver del ballet para participar, en un papel de animalito   y te eligen… aunque  cuando sos más grande, ves que esa elección es porque eligen a las más chiquitas, para interpretar algún papel de aldeana o algo de eso, no necesariamente por talento.

Recién cuando estas como en tercer año.  Mas o menos a mis  13 años, 14 años, te das cuenta que tenes otra vida, mientras tus amigas salen, nosotras no, salen pasean y uno está todo el día metida ahí adentro. . Pero  las chicas que éramos del colon íbamos juntas  al  colegio, donde esa forma hacíamos nuestra vida, y en ese colegio los otros compañeros eran muy buenos y a nosotras a veces,  nos tenían más consideración.

En lo que es formación, durante los primeros dos años, es una formación muy de escuela, muy técnica donde casi no bailas,  todo el tiempo en la barra, hora y media ahí hasta te diría, que es algo muy aburrido. Recién  al  tercer año bailas, te empiezan a soltar un poco más.

Cuando te das cuenta sí haces la diferencia, que tenés talento?

Empezas a notar la diferencia cuando participas en el ballet juvenil. Donde empezas a hacer repertorio y ahí si te llevan con repertorios y haces giras. Ahí sí, si te eligen  es porque sabes bailar, si y sentís que estas bailando.

Con cuanta claridad podemos aprender y entender sobre lo que es una verdadera pasión, como con el amor, emprendemos caminos que no sabemos a dónde nos conducen y al mismo tiempo no medimos lo que hacemos.

“Tenes otra vida”

Esta disciplina de la danza, cuando es una carrera profesional, como en el caso de Micaela, evidencia el nivel de exigencia en todos los niveles personales. Sin embargo cuando se convierte en la causa de nuestras vidas y desde muy temprano, transforma la realidad y el ser. Se convierte en  una identidad, como lo señala “tenes otra vida”, como cada uno con la propia. Pero ser bailarín, es otra vida desde siempre  y se convierte en el eje de un modo de vivir. Inclusive sobre el tratamiento que merece el cuerpo, y la salud en general, aunque por supuesto  esto no es una condición única de esta disciplina.

Cuál es la diferencia de estudiar en el Colon, en relación a otro lugar?

Estudiar en el colon,  aunque, no te das cuenta  es todo un trayecto, obtenes una técnica y un aprendizaje que en otro lado, no te lo dan. Aunque cambio mucho, desde que yo entre.

Actualmente en los estudios donde preparan chicas para el colon , la relación con el profesor y esas elegidas , es una relación enfermiza, con  las madres, esa manera en que hacen esto es más preocupante.

Otro fenómeno, es que  a las nenas que estudian siendo chiquitas las llevan a concursos a china, por ejemplo. Y es muy difícil que reciban una formación con la disciplina y   el  minucioso trabajo técnico que tiene el Colon. Porque no tiene el mismo encanto, como que bailan rápidamente sin una base fuerte, que el Colon si te da. Y es difícil adaptar a ese tipo de disciplina, que como te decía estas todos los días, cuatro horas en una clase. Eso provoca que muchos dejen, también por la expectativa que te decía antes, que estas sin bailar.

“Un cuerpo, un lenguaje”

Micaela nos enseña, que hay una época donde la danza también ha cambiado y como la rigurosidad que la repetición y el esfuerzo de un trabajo en el cuerpo como es bailar, no es producto de una estética particular,  ni tiene como finalidad la exposición de lo llamativo por el exceso o el imaginario de moda.

Sino  que se trata de  una profunda dedicación, que forma artistas bailarines, que hacen con su cuerpo un lenguaje diferente para transmitir algo de los afectos con belleza.

 




 
Arte en Psicoanalisis © Todos los derechos reservados
E-mail: info@arteenpsicoanalisis.com.ar
EASYweb Diseño & Hosting
www.easyweb.com.ar