Inicio Nuestra Propuesta Artistica Articulos en Psicoanalisis Actividades Galeria Contacto

Cine
Plastica
Literatura
Teatro
Danza



facebook
LITERATURA

Notas 1 - 3 de 3

TITULO de la OBRA:Esperando a Beethoven
FECHA: Noviembre 2014
LUGAR:
ACTORES:

Victoria Basconcelo


DIRECCION:

COMENTARIO:

 

En este escrito la autora hace un desarrollo en el relato de dos personajes y como a partir de un signo se desarrolla un soliloquio a dos voces.

Una historia de encuentros en el desencuentro, donde cada uno queda a merced de su fantasma, replegándose en si mismo.

 

Las metáforas que empela permiten pensar la delimitación de un cuerpo. El relato es extenso pero una vez sumergido en la historia todo sucede muy rápido.     

ESPERANDO A BEETHOVEN

Capítulo I

Iba por los pasillos de la facultad, yo Alejo; embriagado en mis pensamientos .Recordando lo que había hablado hace unos momentos .Las perogrulladas de siempre .Repetir autores casi sin querer. Nadie que se halla animado a subir el a la cima del Everest sin pretender una hazaña. Nadie que lo haya hecho por la sola causa de hundirse en el cielo. Nadie que haya entrado en el interior de un fosforo para decir estoy encendido...Nadie que haciendo la vertical afirme que el mundo está al revés porque es esta su mirada. En fin solo palabrerías de idiotas que creen saber qué es ser humano, cuando no se atrevieron a inventarse.

-Du- Jar en castellano te entiendo.

-Yo respondo. Aldujar es el arquero de estudiantes el sms era para un amigo que no vino a la cancha .Perdón, saludos.

Sigo caminando, afuera los obreros trabajando .Camino, olor a podrido, que dejó el festejo de una recibida .Llego a casa manejando, la radio prendida como todos los días .Mi mujer la de siempre. Mi hija que me abraza y el escritorio están lleno de papeles.

Me dispongo a ordenar, casi una misión imposible .Cae la noche .Me llevo un libro a la cama .Hacemos el amor, no sé si con mi mujer o con el libro y sin darme cuenta me duermo.

Otro día se abre .Café rápido, casi un exprés y suena el teléfono, un mensaje:-Hoy estoy feliz porque si y te quiero porque si también.

Es el mismo número de ayer ¿Quién será? ¿Será equivocado? Bueno, no contesto al fin no se de quien se trata. Tal vez una madre, tal vez un alma enamorada. Alguien que grita su desesperación. Amor, y a mí que .Yo tengo una vida organizada, ya de palabras de monigotes no quiero saber nada.-nos vemos a la tarde querida.

 

Vuelta a dar clases. Hoy los chicos, bueno no tan chicos .Los alumnos, no tan alumnos están bochincheros. Parece que los mueve un poder infernal. Algo que no entiendo. ¿Habré sido así cuando estudiaba? Trato de poner orden, pido silencio  y al fin me resigno a hablarle al vacío.

Mientras repito a Kant casi sin pensarlo el eco sin sonido de aquel mensaje me carcome. quien será? ¿Quién?

Dos jóvenes se miran robándose los ojos. ¿Alguna vez me paso eso?

 Camino a la biblioteca, urjo, trato de encontrar respuestas. En revistas, en tesis En los diarios la máquina de Dios. Terrible. Ya parece que todo puede ocurrir y yo sigo anestesiado en el oscuro rincón de la hermenéutica leyendo a Aristóteles.

Llego a mi casa, otro día paso .El televisor prendido, grita porquerías. Voy al escritorio, la alfombra ya vieja me mira como diciendo cuantos pasos en vano.

Me duermo en el sofá buscando un poco de calor en el living. El perro se acurruca en el piso.

Suena el despertador. Un café exprés como todos los días .Salgo en el auto camino a un congreso y se oye la música de Para Elisa , Beethoven en el tel., un mensaje .- Te envió  leche con canela y pan de anís , que tengas un buen día .

 

Es ese teléfono equivocado, el de ayer, el antes de ayer.

La curiosidad me hace cosquillas. ¿Quién es? .Me quedo extasiado pensando en el olor a la canela .Para quien sería ese mensaje. Me había llegado a mí, pero era solo un viento que soplaba en una esquina. Un soplo de aire equivocado.

Diserte acerca de la subjetividad en la pos modernidad .Todo un hito o nada nuevo .Que podría decir que no resultara obvio. Pero que necesario que las palabras que me recorrían fueran escuchadas.

Seguro es una mujer ¿quién piensa sino en un pan de anís?

Volví absorto en mi pensamiento, por las pavimentadas calles a mi casa. Parecía que era lo único que podía hacer, parecía un camino irremediable.

Hoy mi mujer no estaba, dejo una nota sobre la mesa: volvía de la casa de sus padres.

Las sabanas me parecían más ásperas, más creíbles. Me deje caer y soñé, soñé con el pan de anís.

Se abrió el día, había dejado la ventana desplegada .Salte de la cama, me había quedado dormido. Encima ella se había llevado el auto.

 Salí despeinado, con la almohada en la cara a buscar un taxi. Llegue tarde, los chicos ya se habían ido. El tel. volvió a sonar, lo apague no quería que nada me distrajera .Volví a las revistas y la intriga carcomió el pedazo de tiempo que me quedaba .Me fije quien había escrito. Sin duda era ¡una mujer! esta vez decía: ¿Sentís el olor a café tostado y buñuelitos? Son para vos que tengas un buen día.

Dios santo, buñelitos!!!!!!!!!!!!Con el hambre que tenía. Bueno lo deje pasar.

A las 15 horas tenía entrevista con el psicólogo .Mire la gente caminar por la calle y me puse a cavilar de que iba a hablar .Lo único que venía a mi mente era ¡buquecitos!

¡A mí, casi un doctor, a mí que me pasaba tratando de poner orden en la cabeza de los otros! A mí ¡solo buñuelitos!

Parecía mentira algo tan simple, algo tan insensato, tan, tan,... ¡Ardía mi deseo! Ardía por ver sus manos, por tocarla, por sacar el pan de sus bolsillos .Tan simple ,tan difícil. Fui mirando los mechones rojos de una chica, ¿Sería como esa? Luego los tacos altos de otra mujer ¿Sería ella? Loco, solo, solo quería dormir.

Otro día. - ¡Papá vamos es tarde! había reunión en la escuela de mi hija. Yo padre ejemplar como no iba a estar. No llegaba, ya estaba furioso, la esperaba impaciente, tenía que equivocarse, quería su mensaje.

Sonó el teléfono, me enrojecí. Sentí que todos se dieron cuenta, nadie dijo nada. Que Pepito, que Juancito, que Irene, etc.

Guarde el aparatito entre mis manos. Un tesoro. Me revolvía en el asiento la impaciencia. Era ella estaba seguro.

Baje las escaleras y cuando empezaron a dispersarse lo leí, lo leí con ganas, lo leí con furia, lo leí sediento.-Te de almendras y palmeritas acarameladas como tu mirada .Que tengas un buen día .Que ternura, quien me lo hubiera dicho mejor. ¿Sabía ella como son mis ojos ? ¿equivocada ella?, ¿equivocado yo?. Yo que ya abrigaba la esperanza de tenerla siempre en esto tan simple tan complejo.

El peso del murmullo se disolvió y salí como si nada hubiera pasado. Me encontré. Me encontré con mi hija, la llevé a educación física y continúe mi rutina.

Relámpago de sol raya el cielo, un nuevo amanecerme voy a la biblioteca, busco a Freud ¡Fantasía, fantasía! Anclaje en la realidad ¡Fantasía! vuelo a las nubes sin retorno ¡No me llama! Socorro.

Se hace media mañana, estoy exhausto, falte a clase .Falte, falte.... la necesito... Para Elisa - Fragancia delicada para un ser exquisito. Ahí está la calma derrumbada poco a poco mi excitación, es ella no la soñé.

 Voy al partido por la tarde .Me encuentro con los holgazanes de siempre, poderosos que se pelean por una tajada de la torta. Me debato entre mis ideales, recuerdo a Nicómaco, vivir bien y hacer el bien .Y lo otro, yo también quiero reconocimiento .Debate que me aturde por un rato .Salgo,  me reencuentro con mi mismo. Sosiego. ¿Dónde estará?, le gustara un beso de mi boca?

Cae la noche. Las rimas de Beethoven como nunca, me caigo en el intento de atrapar el botón, es ella .

-Un vaso de agua transparente con un pétalo de rosa .Secreto compartido. mis mejores deseos hoy.

¡Si claro que le gustaría, lo está clamando . ¿Quién osara hacerla suya?

Pasa otro día. -Envueltos por el rudimentario bolero de Ravel dos gotas de miel esperando el equinoccio

¡Si quiero que el tiempo , el sol , el día, la noche sean igual para los dos, si te quiero.

Me enloquecía .Quería su dulzura , quería sus palabras, su suavidad ,la quería .¿Quién era el destinatario?. Por las véas del destino yo .¿Pero ella lo sabía?

Me enloquecía. Marque el numero la iba a llamar .No me anime, tenía una vida cómoda sin vaivenes .Pero la deseaba ,quería la magia que le daba al café . ¿Cómo sería su mirada ?solo faltaba un paso conocerla .y yo Alejo no me anime a dar un paso. Cambie el tel . Me quede con mis mediocres días. Me quede con el recuerdo de lo desconocido. Me quede dormido.

Capitulo II

-Por favor un bastidor para acrílico.

-Si, son treinta y cuatro pesos.

-Guau, que caro .Bueno deme también unos acrílicos, a ver .....rojo, azul, amarillo, blanco , negro; y un pincel 5 de pelo.

- Esta todo?

- Si por ahora, son mis únicas monedas.

- bueno así empezó Picasso y sus obras valen millones.

- Si pero lo ganan otros.

- Adios.

-Adios.

Llego a su casa, abrió las cortinas, se dejó desear por el sol y programo su día. Tenía varios planes. Ir a la facu, hacer un cuadro, cocinar, escribir algo. Era un remanso, tenía la soberbia de la montaña, altanera y la sencillez del aire, del agua, del pan.

Hacia unos días le había llegado un mensaje equivocado. Jovial como siempre decidió contestarlo. Ella también era de estudiantes. Desde chica su abuelo la llevo a ver las divisiones inferiores. Con sus hermanos los ligaba el color de la camiseta. que orgullo. El pincha! Como no mandar besos a un correligionario.

 

Tomaba las cosas de la vida con decisión, con responsabilidad, con un desparpajo seguro .Andaba. Y cuando digo andaba no uso una metáfora. Caminaba toda la ciudad .Andaba. Anudaba los puntos de sus afectos con sus pisadas. Andaba, recorría cada rincón de la biblioteca, cada momento de los personajes, cada instante de los autores, hasta que caía .Hasta que caía exhausta en la cama exhausta desanimada por las cachetadas de los indolentes ,los que llevan puesta la misma , pero con orgullo. Ella intentaba domarla. Caía en un rincón, lloraba y con la mirada imaginaria de un amado que aparecería en el futuro, revivía como un Fénix.

Alguien la había mirado se llamaba Leo .El vio su blancura , su pelo castaño y sus ojos redondos, él le pidió que le escribiera. Ella respondió con su cabeza y se acurruco escondiéndose en su pelo . Salió del aula .¿Era ese su destino?

¿Quién era el de estudiantes?. Seguro un hombre solitario. Quien iba a compartir el fervor de la pasión pincha con un desconocido. Quien iba a compartir como atajaba el arquero por teléfono con un amigo. Eso ella lo haría compartiendo sudores a los gritos , colgada de la reja con la persona mas cercana .

Él era un enigma .El despertó una veta, en ella , el abrió su montaña.

Alegrar la vida e quienes le rodeaban era su vida .nadie se lo reconocía, ya era habitual.

Por qué no poner azúcar quemada en la vida de aquel hombre. Al fin y al cabo compartían algo tan sensual como el equipo, la cancha, la pelota, la poesía del domingo; al fin no es el domingo el día de la familia.

Y bueno ella se propuso hacerlo.

Encontrarlo en el estadio de las ideas.

-Ya se desayunos .Eso es lo que necesita.

Bueno pinceladas rosadas, blancas, bordo, ya esta es el primero de la serie .MISHERMANOS mi ser manos. jajaja .parece el nudo borroneo. Al fin un nudo .Simbolizar, si eso era experta. Lo colgó recto, inclinado, lo apoyo en el atril, en el banquito y quedo definitivamente ahí sobre la cajonera, atrás del equipo.

Ahí, ahí está bien .Música de Mendelsson , Nocturno y preparo las cosas para la facu.

¿Cómo lo habrá interpretado aquel hombre que pensara de su mensaje?

 

-Euge, ¿ Cuándo damos literatura 2?

- El sábado

-La tipa es una turra pero sabe, no se lo puede negar .

- Mira yo quiero aprobar la materia.

-Si está bien. Yo también .pero me genera una bronca , la verdad que salgo como para una junta de psiquiatras. Pero escribo cosas que de otro modo estarían en el baúl de mi mente.

-Euge , cambiando de tema :tire boleta para latín la das?

- Si voy a eso .Nos vemos.

Sus primeras palabras en latín fueron el Save y ahora maneja las declinaciones como si fuera el castellano. Le encanta, siente que es poderosa hablando así. Pero a veces se pregunta para que una lengua muerta .al fin está muerta. Solo son momentos y luego queda extasiada con la etimología de las palabras.

- Lau , mañana hacemos unas pizzas ? Pasas.

- ok. Llevo gaseosa.

-Decile a Mati.

- Besos.

Camina su frente mojada le da un color brillante. Paso tras paso supera las veredas .Saca la llave , abre la puerta y recorre el pasillo hasta el fondo . Prende la luz. La soledad la espera y sus colores desparramados por todas partes; y el latido de el en el mensaje.

¿Cómo será? vulgar, tosco, tímido, no. Solitario, hambriento de cariño .Si seguro que si y ella de eso sabe.

Se duerme.

Amanece , despliega sus brazos, bosteza. Busca en el rincón de la despensa .El ultimo capuchino .Y bueno, si no hay otra cosa .......no esta tan mal. Pongámosle onda , es más de lo que muchos tienen y ella adema tiene música, colores ,movimientos fantasía, esencialmente fantasía y con eso tapa cualquier falencia. Asi es Albertina .Un ser unico .-¿le llegaran los mensajes?.

Leo espera el e-mail y Albertina piensa en el hombre de estudiantes.

Capitulo III

 

En el hall de humanidades .Albertina lee un transparente .Concurso de Historia del arte.

-Grisela , ¿ Qué te parece nos presentamos ?

-Yo ni loca esta Blaque en la mesa. Fíjate.

-SI......mmmmm .Yo me presento igual sino nunca .

-Que vas a preparar?

-Calculo que Joyce, si el Ulises.

-A vos se te aflojaron los tornillos, el Ulises no se entiende nada .

- Mira si lo lees en ingles esta bueno. El secreto es que escribe en contra del sentido .De ahí paso a lo incompleto de las esculturas y arranco la comparación con la piedad de Miguel Angel ¿me seguís?, el rectángulo de oro y lo asocio metafóricamente a la teología, de dos salen tres como la trinidad o el arte como materialización divina. ¿Qué te parece?

-Estas delirando te van a sacar al vuelo, no les hables de religión, acá son todos agnósticos.

-Y yo que te pansas que soy. Creo  que creo cuando no puedo dejar de creer.

Una lucha la idea esta buena le buscaré un matiz.

Sos una camicase y estos unos sádicos .que tengas suerte quedan quince días.

-Haya voy me van a elegir .Confía, sos mi amiga.

- bueno tienes mi voto.

-Chau.

-Chau.

Albertina camina para atrás mientras se despide y se choca con alguien. De espora, con camisa leñadora, pullover, azul y maletín oscuro.

- Perdón.

-Fíjese donde camina señorita, no está sola en el mundo.

-Disculpe.

-disculpada

¿Saben quién era? Alejo que se dirigía a su clase.

 

Bueno chicos, para kan la moral era lo contrario a la voluntad, es decir lo que no es inclinación, lo sublime es renunciar a nuestras inclinaciones.

-profesor ¿usted anda por la vida renunciando a todo? ¿Alguna vez se preguntó si ser moral es ser feliz? Pero esto es lo que piensa Kant no yo

-¿y usted qué piensa?

-Todavía no escribí mi teoría cuando la escriba se las voy a hacer leer .Sigamos con Kant.

-Linda forma de no jugarse.

-Yo vengo a soñar no a jugar.

Sigamos.

Levanta la mirada y la ve por la puerta a ella pasar. Pensó torpe, idiota, que pretende si no sabe bajar la escalera.

En eso suena Beethoven.-en esta instancia que es mi vida sentí la maravilla de la existencia al observar tu boca fruta fresca.

Alejo se estremeció, temblaba sus manos, temblaban. ¿Ella sabia quien era él? ¿Lo veía?

Sintió su boca como gajos de ciruela, tibios, jugosos, babeantes .Que vergüenza, ¿lo estaría mirando?

Albertina se proponía que le respondiera pero con esta táctica no lograba mucho.

Sin saberlo compartían pasillos, biblioteca, buffet, fotocopiadora, escaleras  y hasta un golpe en el que se tocaron. Nada hablaros del equipo, nada de la pincha y portaban los mismos estandartes.

 

Capítulo IV

Después de este mensaje que me conmovió hasta los huesos. Pensando como Kant a pesar que lo negaba, Alejo cambio su celular con un amigo. Creyendo poner un manto de tranquilidad a su vida .Albertina no daba tregua, cada mañana se decidía a acompañarlo. Ahora era Rolando quien recibía sus mensajes .No entendía nada .Así que decidió hablar con Alejo. Se encontraron en un café en el de siempre.

-recibí un mensaje conmovedor de alguien especial .es tu amante? ¿No le diste el número nuevo? ¿Queras que te lo lea?

- Un hilo de luz dibujado en tu mano, un hilo de luz dibujado en la mía, anuda nuestros sueños, contiene la vida. Licuado de banana con habanitos para este día feliz de saber de saber que existís.

Alejo le dice: es una loca, me perturba, me la quiero sacar de encima, por eso te cambie el celular.

-¿Pero quién es?

-no sé, te digo que no sé.

-pero llámala y córtale la cara.

- No puedo .Es tierna, excitante, dulce. Parece un ángel que sabe escribir lo que necesito .no puedo, no puedo.

-Y  bueno decirle que no podes.

- Es que no puedo.

-estas frito flaco, la queras conocer o no?

-Sí, este digo no. No sé de alguna forma la conozco .la ilusión me eleva, pero me hace la vida tormentosa y cuando quiero renunciar... ¿cambiamos el tel. de nuevo?

-bueno pero por esta vez. Y la próxima contarme una de carne y hueso, Romeo y Julieta bastaron dos .El amor esta para ser vivido  sacando todo lo que hay en el medio. Si estas con tu mujer esperando una palabra del teléfono, plantéatelo algo no funciona. ¿Alguien te pide que hagas o dejes de hacer?

- Vos sabes mis principios.

-Yo sé que los trasgrediste por mucho menos .que mal haces con hablar ?bueno allá vos, vamos que no soy tu psicólogo .Tengo que irme.

- Me quedo.

¿Tendrán te de almendras? ¿Miel? ¿Pétalos de rosa?

- miren al profe Alejo, parece que la filo sofiano lo hace feliz. ¿Lo invitamos a la obra?

-dale

-profe tenemos un grupo de teatro, hoy estrenamos la obra en el pasaje se llama cuerpos desmantelados sobre manteles.

-Claro chicos, a qué hora?

-A las 21.

 

Capitulo V

 

Telón oscuro, esconde la claridad de las voces de los actores. Esconde la magia de la escena.

Los chicos alegres van a camarines .En el publico gente conocida, pero distante .Albertina estaba por entrar a escena. Se habían reunido personas de diferentes carreras. A ella le gustaba el color, el movimiento .Sabia de danza .Jugaron con telas, algo muy prolijo., cuerpos desnudos pero velados .velados por las luces, los movimientos, las telas...

Alejo no sabía que era Albertina pero había visto como la desnudes de su cuerpo dibujaba las maravillas del mundo. Lo que quisieron decir los filósofos a través de los tiempos .Ella  tan sensata, tan pudorosa, tan desnuda.

La vio y cerró los ojos el resplandor de su piel lo cegaba. Pensó en ir a camarines, ¿como se llamaría? ¿Le llevaría rosas?

Salió a la calle en busca de un ramo de flores, tardo pero lo consiguió. Cuando llego al camarín ella se había esfumado, el telón había caído. Se sentó en una butaca abatido.

Capítulo VI

Llego el día, llego el concurso .Ella junto sus libros, apuntes y una gastada carpeta adornada con colaje .Bebió a sorbos el ultimo capuchino del tarro y se arrincono en la cama estaba con ataque de pánico .quería ir, pero de solo pensar que estaba bloque le parecía que era mas fácil dibujar el juicio final que darse a entender.

Al fin calzo sus zapatos, ato los cordones, doblo el medio sobre, doblo las medias sobre el puño de la botita. Se puso las polainas .Su ruana de costumbre y desprendió la puerta de la pared. Ya estaba afuera .Solo tenía que dar pasos como los de siempre. Llegar y vomitar lo que había armado.

El esperaba el mensaje de siempre. No llegaba que había pasado, sería un problema de señal .Había pedido una licencia por que tenía que defender la tesis en el mismo edificio que daba clases.

Renato con sus canas se acero a él:- pase profesor Alejo; pase que vamos a charlar sobre el trabajo.

-Enseguida. Guardo el teléfono en el bolsillo y con él su ilusión

-Explíqueme como reúne a San Agustín con Platino, como liga las meditaciones con las metáforas, dígame como las crisis de la vida determinan la subjetividad desde su perspectiva.........me escucha?

-Si disculpe .Podría repetir lo último .Estaba abstraído.

Llevado de la mano de Renato el salió airoso.

En el otro hall sale Albertina de un aula ¡me aprobaron! ya estoy en la cátedra .Auge la abraza y Laura y Mata.-Vamos quien paga tenemos que festejar n tengo un peso.

-Miren ponemos todos.

- Yo te devuelvo la semana que viene.

-Si no hay drama.

- Que lastima en el café no saben hacer buquecitos.

-Que decís

- Ah Laura me quede pensando en alguien que necesita buñuelitos. Es especial .¿Vamos?

 

Capítulo VII

 

La pava eyaculaba sobre la cocina .El agua está a punto .Ella salió al patio, haber ¡ya está! pétalos de jazmín .No estaba decidida si lo quería para adornar, par perfumar o para hacer un té .Se decidió hacerlo al mismo tiempo. Los coloco en un tazón bueno, los miro .Que belleza! tan nacarados y volcó decidida el agua hervida sobre ellos .Se extasió con su aroma .que era mejor, sumergirse en su perfume o desayunar? Ella no se iba a perder nada .espero un momento que la fragancia impregnara su casa y luego apretó sus labios en la cerámica ardiente, lo tomo caliente, a la forma como lo soportaba su piel. Lo bebió, su despensa estaba vacía pero ella no iba a permitir el ayuno completo. Ella libaba las flores, ella era una abeja que fabricaba dulzura .Ella creaba miel. Ella era fuente de ternura.

Busco monedas por los rincones .Ya le había escrito a Leo .esperaba su respuesta .Tenía que ir al caber .Junto cuarenta y cinco centavos, se los quedo debiendo al kiosquero, se lo daría otro día la cuestión es que necesitaba la respuesta  y la encontró Feliz día del estudiando y un practico-¿a eso le llaman comunicación? que torpe, que falta de imaginación .Pero que atrevido.

Voló sobre las letras puso el cursor en un periódico y leyó el horóscopo. No creía pero si alguien si alguien le decía algo que la entusiasmara ella estaba para escucharlo. El designio: esta noche una salida inesperada .salió al trote volcó las monedas en el mostrador y llego a su casa en un paso. ¿Que se iba a poner ?Era con el seguro. Una pollera de figuras geométricas y una remera rosada .Estaba gordita, no tenia sandalias, encontró unas viejas les paso un trapo y dijo - ya esta, estas están bien. Ducho su cuerpo, se puso agua colonia y soñó como una cenicienta  pensando en el baile del castillo. Dejo la ropa preparada y escribió los ensayos de costumbre en su diario. A él, a la pincha lo dejo esperando, esperándolo.

 

Capítulo VIII

Hoy muestra de oleos y de acrílicos de Albertina Acotada, dice en un recorte del diario.

La reseña, artista argentina; Lic. . En letras, realizo la maestría en Francia .De niña paso por las aulas de nuestro taller de arte.

La sala se llenó de bohemios artistas, de intelectuales entusiastas y también de curiosos.

En el rincón en una mesita baja dos ancianos .No hablaron de estudiantes, pidieron te de almendras y se miraron.                                                                                                                                                                             

 

 

 

                                                                                                                            Fin



TITULO de la OBRA:Dictaduras y Justicia
FECHA: Agosto 20014
LUGAR: Buenos Aires Argentina
ACTORES:

Adriana Massetani.


DIRECCION:

COMENTARIO:
DICTADURAS Y JUSTICIAS.
En relación al encuentro entre Estela de Carlotto y su nieto Guido..
Este es el relato generoso de una querida amiga, que de una manera responsable, es decir, desde su propia implicación, expresa el eco de un encuentro que conmueve a nuestra sociedad hoy, el encuentro entre Estela de Carlotto y su nieto Guido... que no es un encuentro mas, dado que simboliza eficazmente el derecho a la identidad pero también y sobre todo el deseo de saber, como el que movilizó a Guido y le da ahora un lugar en la historia del país pero también en una trama familiar que lo filió en un deseo, mucho antes que sus apropiadores lo afiliaran a un nombre y un apellido ficticios, ajenos al deseo que lo engendra en el vientre de su madre, Laura, hija de Estela...
El texto de Adriana nos deja entrever que una manera eficaz de interrogar el terror padecido en la última dictadura, de quitarle eficacia a nivel subjetivo de un discurso aplastante, de un Otro perverso que nos gobernó, es interrogar la propia historia, cuanto hay de complicidades, de silencios, de no querer saber, en nuestra propia historia, mucho puede decirnos un silencio.
Romina Natalia Moreno
Entonces, sin mas introducciones los dejo con el texto. Gracias Querida Adriana.

2 de la madrugada. No puedo dormir, y hasta creo que no quiero. Toda mi historia se conmueve.
Me recuerdo a los 9 años, chiquita, aplastándome contra la cama, cuando aún vivía en Bernal (Quilmes) y cada noche escuchaba gente correr. Y tiros. Y gritos.
Y yo aún rezaba. Que no lo mataran.
Y me quedaba escuchando. Y como hoy, no podía dormir. Pero tenía miedo de moverme, y que hubiera alguien del otro lado de la ventana. Y que también tuviéramos que correr, para que no nos mataran. A mi mamá, a mi hermanito, a mí.
No sabía por qué.
No sabía quiénes.
No sabía qué había que hacer para ser tan buena que no nos quisieran matar.
Será por pisar las rayitas de las baldosas?
No las pisaría.
Y preguntaba ¿qué pasa? a una mamá que de tan simple, ni tenía preguntas. Eran épocas de la siniestra enfermera con su dedo cruzando la boca, y un slogan aparentemente ingenuo decía: El silencio es salud. Mi asociación libre me lleva al Silencio de los Inocentes- Hannibal. Oh! Casualidad…a la escena más aterradora del cine que he visto: Hannibal comiéndose un pedacito del cerebro ‘vivo’ de su víctima, ante los propios ojos de ésta. 
Entonces traté de escuchar para responder la pregunta que era siempre la misma. ¿Qué pasa? y nadie me dio respuesta.
No estaba en un lugar peligroso porque mi familia o mi entorno tuvieran alguna inclinación política. 
Estaba en un lugar peligroso porque mi familia verdaderamente no sabía nada/no quería saber nada. Y nunca atinó a preguntar-se y a tomar una posición en el mundo.
Mi soledad comienza allí. Intentando a los 9 años encontrar esa respuesta al ‘qué pasa’. Ahí en soledad, comienza mi historia. 
Gracias Estela, gracias Guido porque hoy parte de esa historia cobra nuevo sentido. Gracias a la búsqueda valiente, de la verdad que siempre tiene esa cosa dolorosa, por lo que se la elude con tanto ahínco. Por eso a la búsqueda de la verdad se la llama valentía.
El movimiento simbólico que implica el encuentro de Estela con Guido, tiene efectos colectivos. A cada uno de nosotros, le moverá su pedazo de historia. Inevitablemente.
En mi historia, el lugar de la voz. De las voces. Lo que dicen, lo que gritan, lo que no dicen. Esa voz de un Otro terrorífico que sancionaba el ser buena suficientemente- para no morir- así-sin saber-o-por no saber.
La voz, las voces hoy adquieren para mí este nuevo sentido: ‘Que me quiere el Otro’ como un pedacito de esa historia ligada a la Muerte y al saber/no saber.
Nunca había tenido esa respuesta. Por suerte, hoy puedo pisar tranquila las rayitas de las baldosas. Puedo preguntar en voz baja, pero también en voz alta y encontrar algunas respuestas. Y no sentirme tan sola: fuimos muchos los conmovidos que lloramos lágrimas singulares pero compartidas.
La Justicia no existe. Como no existe La Verdad. Pero encontramos una verdad, y entonces un pedacito de justicia nos tocó a cada uno de nosotros.
Confirmo una vez más, que el silencio nunca estuvo del lado de la salud.

 Adriana Massetani.



TITULO de la OBRA:
FECHA: Abril 2011
LUGAR: Bs. As.
ACTORES:

AUTOR: Gustavo Sergio Cappelli


DIRECCION: Se puede hallar el cuento en el botón

COMENTARIO:

"El Viejo Javier: Sexo y muerte"

por Monica Magaldo

El cuento nos inicia con la descripción puntillosa de un cuerpo viejo, o con un viejo; que se recorta en su cuerpo la dimensión del padre.

Javier es ese que orienta sobre un saber sobre la sexualidad, como lo hace para nuestra lógica la operación edípica donde la función del padre, nos ofrece una insignia para ubicarnos en torno a los sexos, el amor y el encuentro en este caso con una mujer.

Este personaje recorre en el cuento todo un circuito en redondo y paradójico: vida- angustia-amor-muerte-vida.Que podríamos pensar que forma parte de la ilusión del neurótico, donde con nuestros fantasmas esperamos velar algo de la propia falta. Pero al mismo tiempo nos deja un resto, mágico y siniestro, mientras nos ubicamos del lado del niño-joven, que como un personaje paralelo, nos confunde entre la vulnerabilidad de sus emociones y la búsqueda de garantías en el saber de un viejo, que posee un supuesto saber; sobre ciertas verdades.

Javier es como un analista. Le confirma su singularidad, como un joven diferente a los otros, con su música romántica particular, el valor de la familia, la falla del padre, el deseo indiferente de la madre. Interviene en con sus palabras en la escena familiar que tiene este joven en su cabeza, con sus desilusiones y expectativas.

Pero al mismo tiempo, sostiene la división de un no saber hacer. Incluso, la propia muerte de Javier es el dato que nos advierte de la existencia del Otro barrado, es decir la castración en el Otro.

Lo que mas me gusto del cuento es la constante metonimia de un "real", como lo es el cuerpo imperfecto, y que ayuda a ubicar la idea del síntoma, el malestar, el sufrimiento, ese resto que se encarna en la carne y que inteligentemente se reabsorbe al final con llas letras;, que si bien se recuperan en la significación del nombre, el autor las deja literalmente sueltas &; como los significantes uno, que no hacen cadena y que complejamente hacen referencia al goce.





 
Arte en Psicoanalisis © Todos los derechos reservados
E-mail: info@arteenpsicoanalisis.com.ar
EASYweb Diseño & Hosting
www.easyweb.com.ar